El lenguaje tiene graves problemas de indeterminación, por consecuencia la interpretación que se realice sobre algo será forzosamente diversa. Por ello es conveniente realizar un ejercicio argumentativo que sea sólido a la perspectiva de cualquier persona, tratándose del campo jurídico se debe buscar la teoría argumentativa con un mayor fortalecimiento que permita llevar a cabo esa persuasión en el juzgador.

 

Por tanto, la interpretación jurídica es aquella práctica intelectual que se enfoca en la búsqueda de la verdad dentro de un marco normativo, desprendida de cualquier acto o hecho jurídico.

 

Los aspectos de la interpretación son la argumentación y la persuasión.

 

Entre los métodos de interpretación normativa más relevantes encontramos:

*Interpretación literal a la letra de la Ley: se ajusta al texto de la Ley, donde se presume que todo es claro y por tanto no se da oportunidad a la vaguedad. Al tratarse de una interpretación gramatical y semántica, cualquier persona podría realizarla.

*Interpretación lógica: se da en tres tipos: a) por analogía, b) por mayoría de razón y c) a contrario sensu.

*Interpretación Jurídica: aquellos modelos creados por el derecho:

  1. Sistemática. La norma dentro del sistema.
  2. Armónica. Correlación de la norma con otros ordenamientos.
  3. Teleológica. La razón de ser de la Ley, es decir, la finalidad de la norma ratio legis.
  4. Funcional. Adaptada al caso concreto, lo que resulte más conveniente.

*Interpretación histórica: es necesario remontarse al momento de la expedición de la norma.

*Interpretación Sociológica: hace referencia a la funcionalidad práctica aplicada en la colectividad.

 

About these ads