El hombre siempre esta en busca tanto de adquirir conocimiento o nuevos conocimientos como la conclusión de la verdad, de sí mismo y de su actuar con la naturaleza. Dando así lugar a la formulación de diversas teorías que pueden ir de lo más superficial hasta pensamientos e ideas impensables.

 

Lo que nos permite seguir en la búsqueda del conocimiento encaminado a la indagación de la vedad, lo cual permite a su vez incursionar en el mundo filosófico dando espacio al mundo hermético de la sabiduría.

 

Por ello, la Filosofía hermética se convierte en el único acceso a las enseñanzas ocultas basadas en el dominio de la mente, tal y como se desprende del estudio del Kybalión. Este libro a su vez nos brinda una nueva opción de coincidir con la verdad transmitida de labios a oídos

 

“cuando el oído es capaz de escuchar, entonces vendrán los labios que habrán de llenarlos con sabiduría”.[1]

 

Donde nos muestra los 7 principios de la filosofía hermética, cuyo objetivo es encontrar una explicación de un universo en la realidad:

 

1.- Mentalismo: “Todo es mente”, es decir, la mente proporciona las características a la realidad tal y como la percibimos.

2.- Correspondencia: “Como es arriba es abajo”, este principio nos permite encontrar esquemas constantes y con ello conocerlos en la realidad.

3.- Ritmo: “Todo fluye y refluye”, en unión con el principio de vibración, permite que los objetos adquieran diversas frecuencias de onda.

4.- Polaridad: “Todo tiene dos polos…los extremos se tocan”, aquí es donde desemboca la unión de los principios antes descritos, toda vez que las ondas vibratorias permiten un desplazamiento rítmico al punto de partida.

5.- Vibración: “Todo vibra nada esta estático”.

6.- Causa y efecto: “Toda causa tiene por lo menos un efecto”, este principio se traduce en que toda acción tiene una reacción y se visualizará en la consecuencia de los actos.

7.- Género: “Todo lleva implícito el masculino y el femenino”, existe una dualidad de género.

 

En conclusión el Kybalión abre nuevas expectativas del manejo de una realidad a través de la mente, donde con ello podemos hacer lo que queramos en conjunto con los principios de la filosofía hermética; ya sea cambiando nuestras vibraciones mentales, aplicando la polaridad con la intención de dominarla, permitiendo con ello la transmutación mental aplicado a cualquier cosa, teniendo un resultado sorprendente.

 

La grandeza que nos muestra el Kybalión puede verse inmersa en críticas de valor sustentable, pero nos ha permitido difundir su existencia y su contenido, dejando al arbitrio de sus lectores la toma de sus decisiones, tanto personales como para el universo externo donde se convive, con la oportunidad de acceder a un mundo mejor.

 

“Si uno tiene miedo, es inútil que pierda su tiempo tratando de matar el miedo, sino que debe cultivar el valor, y entonces el miedo desaparecerá”.[2]

 

 


[1] TRIMEGISTO Hermes. El Kybalión, Editores Mexicanos Unidos, México, 2010, p. 24.

[2] Ibídem, p. 151.